sábado, 27 de septiembre de 2014

Dónde estoy

Estar donde estoy no ha sido fácil, reconocer mis faltas, mis daños, mis errores, empeñarme en tener la razón y no por tener la razón o sentirme que soy mejor que alguien más. La ceguera que a veces lleva a ponernos en situaciones difíciles con malas decisiones, el querer solucionar los problemas del otro sin que te lo pida, el querer ayudar, encontrar una solución para cualquier problema, saber que hay un camino para solucionar y que si no existe esa es la solución. Enrollarse por el entorno pero insistir en desenrrollarse; ya no sé cuántos intentos por evitar el conflicto en el que al final termino cayendo. Tanto aprendizaje ignorado y que viene de frente, otra vez, a mi cara a decirme ¡Mija ¿dónde está lo que aprendiste?! - porque así hablan mis pensamientos, como yo pues- y volver atrás a hacer el examencito introspectivo y preguntarme todo lo que tengo que necesito saber, para ponerlo en ejecución.

Adiós a las palabras que se siempre se lleva el viento, las acciones hablan más y quien quiera hacerse ciego de mis acciones que lo haga, finalmente no vivo para nadie sino para mí y para el único que me puede juzgar. Todo lo demás que sea en mi bien será tomado en cuenta de lo contrario lo olvidaré tan rápido con la bonita experiencia me ha traído llegar a donde estoy.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario