jueves, 25 de agosto de 2011

Mi especialidad

Aún este motivo no pasa de moda para las celebraciones de 1er añito y a mi eso me encanta, los colores son perfectos...

lunes, 22 de agosto de 2011

Protagonista es la piel

Era inevitable obviar tu cuerpo, sentirte tan cerca, como nunca antes, descubiertos de piel.
Era imposible no querer traspasar la frontera de tus besos. 
Era inevitable besarte de esa manera así tan dispuesto para mi y yo tan llena dudas por saber cómo eras.
Y aún no lo sé, pero no evité intentar saber hasta dónde podía llegar, hasta dónde serían capaces mis manos para alcanzarte, no me dejé llevar por el deseo sino por el calor de tu piel, por esa comodidad que siente mi espalda pegada a tu pecho, por tus manos en mis senos.
No me fue imposible decir sí quiero y sin embargo no me preguntaste.
Me quedé dormida tratando de intentar apagar las ganas y el deseo de probar tu sexo, tú no sabías que pensaba pero sí sabías lo que quería, porque lo pedía a gritos ahogada en un silencio profundo, donde la oscuridad se prestaba para susurrarnos: es el momento que hablen nuestras manos.
Me desperté con tu olor en mi, con las ganas magnificadas de un cuerpo a cuerpo, con el cabello desordenado y la piel húmeda de tantos besos apasionados.
Tu espalda tan grande, tan dispuesta, tan perfecta para arañar, morder, acariciar, inevitable no hacerlo.
Mis labios encontraron tu piel y jugaron con ella un rato. Tus manos, por otra parte, exploraron la mía.
Nuestras ganas convirtieron en caricias nuestro lenguaje, nuestra piel se convirtió el sitio donde queremos explorar más de una vez, las ganas se hacen permanentes, los deseos salen de nuestros dedos para escribir lo que queremos.
Y tú y yo nos hacemos ciegos y dejamos que nuestros cuerpos se entiendan sin un sólo intento de palabras.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Nuevos amores


Me está pareciendo que para enamorarme primero tendría que decirte un par de cositas, ese estilo que tienes para hacerme creer que te las sabes todas es algo que conmigo tienes que dejar de hacer, decirme lo que piensas me cautiva y me gusta, sin embargo, hay cosas que prefiero te calles, resulta que yo no estoy tan ilusionada, estoy alegre de tenerte cerca, me encanta verte y estar contigo, pero, quiero más ver lo qué haces que escuchar lo que dices, y lo que has hecho me ha parecido maravilloso, me gusta más cuando estamos en silencio, cuando nuestras manos intentan hablar, cuando besándonos se manifiestan nuestros deseos.

Te digo esto no para que cambies y, como me gusta conocerte, de cierta forma no quiero aburrirme ni quiero compararte con nadie, quiero que estar contigo sea único en toda la expresión de la palabra, que me busques cuando te de la señal, que hables cuando hagan falta voces, que escuches cuando te miro, no te pido nada extraordinario sólo quiero ir paso a paso, quiero que descubrirnos sea simultáneo, quiero, que de nacer un sentimiento más profundo, nos encontremos los dos en el mismo punto, porque es que no me quiero perder detalles de esto, no quiero que te adelantes, no quiero adelantarme, quiero que esta primera parte dure bastante, me encanta cuando todo empieza.

Quiero llegar al punto de enfrentar tus ganas y las mías en conjunto, que nuestra alma, que nuestra piel, que en nuestros besos se sienta que es el momento preciso, que no estamos apurados y que si estamos claros que juntos daremos el primer paso entonces que sea al mismo tiempo. Yo no estoy teniendo miedo, pero no me hagas sentir tan segura no muestres todas tus cartas aún, recuerda que el pasado pesa y trae sus consecuencias, yo aprendí a no apurarme y por eso te pido no te apures, no te me adelantes que no quiero correr mucho para alcanzarte, quiero que en todo momento seamos uno, quiero que vivamos esto a la par porque no quiero que por apresurado me pierda detalles de ti y que yo por calmada no aproveche tanto tus ganas de mi.

lunes, 1 de agosto de 2011

Despierta y preguntando

En otro momento y no lo aseguro pero pude ser capaz de lanzarme encima de un carro, aunque mi capacidad de sorpresa está en lo mínimo lamento que, yo, sigo sin ganar el juego al que insisto apostar, no es posible que constantemente siga perdiendo, es que por Dios me queda claro que no sé lo que quiero o es que mi poder dónde es que está metido, ¿no es suficiente el tiempo que he estado en búsqueda de lo que considero merecer para volver al mismo punto?. 

Yo he sido jodidamente buena, he sido leal, constante, he pretendido ser la más perfecta, por qué rayos la vida insiste en que no es a la manera que yo quiero, ¿nada de lo que anhelo viene de mi? ¿qué tanto tiene el destino preparado para mi ? ¿qué tan bueno es que mis sueños sean ignorados? o es que sencillamente, yo creo ciegamente en algo que no va por donde busco.

¿Cómo puedo equivocarme tantas veces? ¿Qué quiere de mi el universo?, ¿hasta cuántas hojas gastaré detallando mis deseos con nombre, forma de ser, color de cabello y apellido?, esta vida me hace creer que es en vano insistir, soy tan ilusa, tan imperfecta, tan qué. ¿Qué soy? ¿Qué he sido? ¿Cómo explico esta experiencia? ¿Cuándo aprenderé la lección?

Dios, universo, vida, destino, tiempo, ¡no se quién! ustedes deben tener preparado para mi algo tan perfecto y pretendo no defraudarlos pero déjenme darles las espalda un momento porque no lo comprendo y como sé que no me queda otra que esperar a entenderlo, seguiré hasta que ustedes terminen de hacer de mi lo que quieran, no tengo voluntad de ir por lo que quiero si en definitiva me sigo dando con la pared, ya he pensado suficiente y soy más fuerte, he aprendido sí, pero llevenme esta vez a dónde pueda ver lo que es y no las ideas de mi mente.

He sido tan buena que me cuesta aceptar que no entiendan mis sueños, que no sea cuando yo digo sino cuando el que sea lo decida.