jueves, 30 de septiembre de 2010

Y si te digo que...


¿Cómo explico el día de hoy? ¿Cómo explico el día de ayer? ¿Cómo es que pasan los días y todo va cambiando? Es maravilloso darse cuenta del cambio, o al menos sientes lo que va pasando porque tus emociones se van manifestando. Ya llevo varios días abriendo mis sentimientos y confesando a todo aquel que se me aparece lo que me provoca decirle o lo que me callé porque quise. Estoy aprendiendo a vivir, otra vez, el día a día a manifestar en cada detalle lo más importante que es ser y admitir lo que soy.

Y un beso, una caricia, una sonrisa, un te quiero, un te amo, un gracias, son suficientes para empezar el día para enfrentarte a todo, yo me despierto sola y en estos días bastante tarde porque tengo el tiempo para hacerlo y duermo tan en paz y tan tranquila, que es inevitable no darle una sonrisa a la pared que es siempre la que me recibe los buenos días, en algún momento la pared tomará la forma de alguien que me responda igual.

En menos de tres horas he sentido de todo, emoción por saber que estás bien, emoción porque tengo trabajo que hacer, emoción porque te has preocupado por buscarme un espacio y porque confías en mi para recomendarme, emoción porque tres personas de entornos distintos se están ocupando de mi sin pedírselo, emoción porque me siento segura de tomar decisiones, emoción porque te escogí sin que lo sepas, porque estás entre mis decisiones, porque espero que no te des cuenta y que así como está todo esta bien.

Si estás en mis pensamientos, pero estás tan ocupado pensando en ti que no hay sentido para decirte otra vez que estoy aquí cuando ya lo sabes, claro está que nada es para siempre. El mundo me dice que me calle y yo decido hablar porque no tengo miedo, porque al final te estoy dando tiempo, tampoco es que seas dueño de tanto sentimiento y tampoco quiere decir que me estoy involucrando de tal manera si lo que hemos vivido es tan poco para dar tanto, es eso, sólo estás en mis pensamientos.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Yo Hoy

Yo todos los días me despierto con una sonrisa en los labios, últimamente ha sido así, hace tiempo creía que era inconscientemente pero he descubierto que siempre hay un motivo y es por eso que la sonrisa hace bien porque diriges ese movimiento a algo especial que no siempre es específico, al final del día recordar esa sonrisa te despierta más emociones, inténtalo y no le busques la lógica a lo que digo, soy una simple mortal que hoy decidió que cambiaría el mundo para mejor.

¿Que porqué lo hago? Bueno porque quiero y porque puedo, nada ni nadie determina en mi vida qué hacer o qué no hacer, la vida desde que te despiertas es un camino largo, corto o estático, tu eliges por donde lo tomas, no es necesario caminar kilómetros para que veas algo, a veces en ese punto donde estás detenido es el camino, así como hay partes cortas que son justo lo que necesitas vivir. Para mi todo tiene un sentido, por estoy escudriñando mi alma a ver en que parte, en que tanto encuentro mi pureza porque de nada sirven los miedos.

Yo hoy quise escribir para el mundo como todos los días, yo hoy tengo que sacar tantos pensamientos buenos y malos, y que los malos ya no queden, uno hace de su vida lo que tiene en su pensamiento y si no es bonito lo que piensas no esperes que la vida te llene de maravillas, es sentarte relajado y tratar de dejar tu mente en blanco y entender que la respuesta a todo está dentro de ti y en lo que quieras dar, a lo que no le tengas miedo porque el miedo te impide ver más allá de lo que quieres.

Yo hoy me desperté, bueno, porque me llamaron y estaba durmiendo maravillosamente bien pero ni por un minuto se me acabó el humor y decidí escribir, decidí que mis consejos personales los daría por pequeñas dosis en mi blog, mi plan no es sólo escribir es que me preguntes o bien que me cuentes lo que quieras no porque tenga todas las respuestas pero te puedo ayudar a que la encuentres e intentar aliviar esa pena que llevas en el alma.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Infiel (I)

No me voy a lamentar por lo que no fue, si me duele que no terminaste a mi lado, que nuestra relación se quedó sin nombre, y que lo que hubo entre nosotros sólo fue “momentos” los cuales siempre recordaré, pero ya basta de esperar por algo, de confiar en esa magia que nos envolvió aquel día en la playa, en esas - buenas noches - que ignoré por estar comprometida, y que luego de ese día debí seguir ignorando por respeto. Pero fue inevitable, yo estaba ya cansada de la rutina, que me quisieran cambiar, que no aceptaran que soy como soy, estaba harta de lo mismo, de conformarme de luchar sin ganas con alguien que sólo pensaba en su bienestar y su felicidad sin pensar en mis prioridades.

Y si, terminé siendo infiel, porque después de ese día no hacía más que pensarte, que buscarte en todas partes sabiendo cuál era tu sitio en la vida, armando excusas, buscando un viaje que me llevara a verte, obviando que tenía una pareja estable la primera en mi vida, mi primer hombre en realidad. Y es que no me importó nada desde el mismo instante en que me dijiste me gusta como eres y precisamente, contigo estaba siendo lo más auténtica que pude ser. Luego, unas conversaciones más nos acercaron y no recuerdo cómo pero se que llegaste y me esperaste en una habitación de hotel, mi primera locura, que para escapar recuerdo usé la excusa de una amiga.

No sé de donde saque tanta fuerza, no sabía que sería tan cara dura con esa mentira, pero ahí llegué a la puerta toqué y en ese preciso instante entendí que no había vuelta atrás, ya estaba en el sitio, ya estaba contigo y lo que sucedió en ese cuarto para mi fue algo que nunca tuvo palabras para explicar, tú, tú fuiste más que sexo, más que una aventura, tú me diste, hasta ese día, lo que nunca había tenido, una cantidad de sensaciones… y ya teniendo 2 años con aquél hombre, fuiste tú quien me hizo el amor, quien me hizo sentir más allá de la pasión, la locura.

Ese día no se me olvida, pero procuraré que así sea porque aunque me diste el cielo en sólo una noche, quiero vivir más que en ese cielo con alguien más y para siempre. Luego de ese día, sucedió nuevamente y esta vez fui yo que sin importarme nada invente otra excusa para viajar el día de tu cumpleaños y sorprenderte, seguía yo con ese novio conformista, inocente y enamorado, que definitivamente ya no quería en mi vida, mi sorpresa funcionó, no sabías de mi visita y menos ese día tan especial, y yo que no me creí capaz nunca de hacer tal cosa, ¡qué descaro!

Lo que vino después de esa noche fue una relación sin nombre, fuiste un verdadero amante hasta que definitivamente terminé esa locura que tenía de noviazgo, y tú y yo quedamos como eso amantes (él también tenía su relación que estaba peor o igual que la mía); en la cama no había cabida para nadie, en nuestro espacio no había más que pasión, había más que amor, no se, era algo inexplicable, algo que aún pienso y se me estremece el cuerpo, algo que aún teniendo otra pareja en mi vida tu persististe, hasta que no aguantaste más mi indecisión.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Definiendo te.

Viniste a ser la práctica de todo lo que en este tiempo he ido aprendiendo, eres el lienzo donde decidí pintar otra obra de arte, eres el hoy que estaba buscando y que quiero vivir en tu cuerpo, eres el sueño donde he despertado todos estos días, eres el que estaba ahí sin ver ni admitir que eras para mi, ahora que la vida, que mi alma, que mis deseos y el universo se pusieron finalmente de acuerdo en tu presencia en mi vida, de esta manera, entonces puedo respirar tranquila pese al temor de una pesadilla.

Viniste a ser lo que eres, lo que representas, viniste así y ya, nuestros caminos se cruzaron en el momento preciso y mis ganas me dieron un impulso inexplicable esa primera vez que accedí a salir contigo cuando me besaste por primera vez, no se en que estaba pensando que yo no te veía, creo que si, tienes razón entiendo ahora cuando me dices que no te hacía ojitos, yo no te veía pero estabas ahí, desde antes que te dijera que me gustaba ese que había hecho eso por mi ese domingo.

Viniste a ser esa espontaneidad que forma parte de mi, esa alegría que me encanta compartir, esas ganas de encontrarme contigo porque se que la sonrisa no se borrará de mi rostro, ese observar como buscas mi mirada, ese ser sin máscaras sin miedo sin errores, viniste a ser esas ganas de bailar sola en mi cuarto y hacerlo, esa indiferencia con el mundo con la gente que critica tanto.

Viniste a ser una frase de cada canción distinta que escucho, viniste a inspirarme, a darle a mi mente un rostro para lo que quiero escribir, a poner en ti todo lo que quiero, a desmedirme en amor, en confianza, en esperanza, en presente, viniste a ser presente, a callar mi soledad, a acompañarme en mi soledad, viniste no se si a hacer estragos, no se si a ser futuro, no se si hacer el fin o a ser el comienzo, lo que importa es que viniste a ser eso que tanto anhelo y que día a día me sorprende y me llena de dicha.

No se si te moleste que en un terreno sin bases yo me de tanto a ti, no se si mi intensidad te aleje o le temas, no se que pasa por tu mente ni mucho menos si me lees, pero si sigo pensando en eso me cierro, no te estoy pidiendo permiso tampoco quiero pedir perdón, pero estoy aceptando otra vez que esta soy yo, que el miedo a otro fracaso amoroso impide que yo diga estás cosas que las piense que las sienta, pero me atrevo una vez más a ser leal a lo único que tengo a lo único que es mío, VIVIR y AMAR.

Pues sí

Pues sí, ya hasta me desconcentro leyendo a uno de mis escritores favoritos por pensarte, así que aprovecha, aprovecha que te pienso bonito, aprovecha que sonrío cada que te pienso, aprovecha mis tweets románticos, aprovecha que no tengo nada que hacer, que mi desempleo y mi tiempo invertido en mi hogar es un punto a tu favor, aprovecha que estoy escribiendo para ti, con este van dos, en lo que va de esto entre nosotros.

Pues sí, has venido a cautivar mi alma, y no es por amenaza que digo que aproveches, sino porque los días van pasando y hay que disfrutarlos, yo aprovecho estos días donde no te veo y que me haces falta, para dar rienda suelta a lo que me produce recordar lo que hicimos la última vez, que si un beso, un abrazo, un te quiero, eso que me da cosquillas en el estómago.

Pues sí, soy romántica, si no duermo a tu lado sueño contigo, y es que aún durmiendo juntos sigues en mis sueños, ahí si te aseguro que eres el único con que me pasa eso; no es primera vez que siento esto de las cosquillas, la verdad, pero después de tanto que me ha enseñado la vida puedo decir que es primera vez que siento hondo, sin pasados, de lo que viví sólo queda la experiencia para no cometer errores, para dedicar mi tiempo a darte lo importante, a dar lo que necesita una relación realmente.

Pues sí, me conquistaste y cada día que pasa me gustas más, pues sí, soy intensa también estoy clara que cuando me intensifico le bajo dos, pues soy así auténtica, con muchas ganas de darlo todo y que aunque esto que tengamos no tiene nombre y sea secreto, por todas partes se escucha lo que siento.

martes, 14 de septiembre de 2010

Camino

Recorriendo el tiempo que ha pasado, las cosas que he vivido, los sueños que me faltan por cumplir, las cosas que he acumulado en mi cuarto, lo que he ido desechando a medida que organizo mi espacio, me van dirigiendo al punto que quiero o por lo menos, me dejan en el camino que he ido trazando, que es de verdad, para mi, lo importante, antes de desviarme prefiero mover las piedras antes de golpearme y saltar los obstáculos que aún siguen permanentes pero no me impiden el paso.

Quiero decir que la vida se me ha ido llenando y vaciando de cosas, no es mentira que cuando vas eliminando cosas por muy pequeñas que sean vas dejando un espacio para lo que sea, y que eso que viene a cubrir ese hueco es precisamente algo que necesitas, si aquello que estaba de más o ya había culminado su tiempo en ese lugar ya no amerita un tiempo más entonces vendrá eso que si hace falta.

Hoy hablo de ti, después de haber depurado mi alma de tantas cosas y aunque sigo en esa depuración ha pasado tiempo suficiente para ir dando paso a lo que viene contigo, hasta hoy lo nuestro es secreto, hasta hoy lo nuestro es tuyo y mío hasta hoy nadie interfiere en mis sentimientos, no hay cuentos, no hay envidia, pero me estoy desviando del tema. Lo que quiero decir es que aquí estás y para que yo ponga a prueba lo que aprendí para ubicar en alguna parte lo que viniste a hacer en mí.

Tengo más planes me faltan más cosas, al depurar mi alma de las cosas del amor o de las relaciones de pareja, te ubicaste tú, pero hace falta que termine de limpiar esa parte del alma que me bloquea la mente de ir por más de lo que puedo lograr, me falta sacar bruscamente ese miedo que se ha metido tan hondo en mis pensamientos que no me deja ver con claridad lo que con tanto esfuerzo y amor he logrado. Ese es el espacio que necesito para completar el sueño de tener lo que quiero.

viernes, 10 de septiembre de 2010

Lo bueno es un poquito.

Mis deseos fueron cumplidos, mis ganas fueron alcanzadas, fue incluso hasta mejor de lo que pedí. Es verdad que los deseos se cumplen, y no había tomado en cuenta este detalle, fue más de un día fue una cosa tan linda, y digo fue porque por razones ajenas a mi voluntad o a mi desconocimiento puede que se termine rápido, es una cosa de la vida.

Eso que te de la vida ella misma te lo quita, es malo porque le agarras el gusto y bueno, quieres que se repita, que bien se siente estar en los brazos de alguien que por lo que sea me trató con cariño, con alguien que me miraba de esa forma que me tiemblan hasta los huesos, con alguien que nunca le importo un detalle de más, con alguien que buscaba la manera de hacerme sonreír, con alguien con quien eres tú.

Y ya se va, se aleja unos kilómetros de mi como unos 12 minutos de distancia, que no parece nada pero definitivamente es una vida en otro lado, que bien que llegaste a mi de la forma que llegaste, que bien que si ya no terminamos juntos no fue porque la relación no funcionó, que de hecho no hubo chance de descubrir que tipo de relación era. Hasta fue en secreto y en eso puede ser que quede.

Sólo se que a su lado me siento una reina y que lo trato siempre como un rey, ahora me toca disfrutar estos días que me regala la vida a tu lado, si por alguna razón se prolonga entonces disfrutemos y sino bueno toca aceptar que de esos pedacitos buenos de la vida no siempre duran, que lo mejor es que paso, que lo mejor es que fue contigo.

¿Continuará?...

viernes, 3 de septiembre de 2010

La pregunta a qué es lo que haré hoy, es una y será buscar la manera de verte y que sea ya, hoy me levanté con esa idea en la cabeza es que resulta que ya llevo tiempo en esto, sé que siempre hablo de mi soledad y todo el drama y todo aquello, la verdad es que no estoy tan sola, hay alguien en mi vida desde hace unos meses para acá, pero la distancia nos separa, una distancia que es estúpida al fin y al cabo, puesto que cada que nos vemos, que hablamos, que chateamos lo que sea hay un todo que nos acerca más de lo que admitimos.

Que espectacular sentir ayer lo que siempre siento por él, esa tranquilidad, esa calma, ese decir que si estar juntos me diera de comer pues no tendría otro sitio donde estar, ayer justamente hablé de él y justamente nos encontramos en el chat y le dije lo que te tenía que decir, que estoy partida por él, lo mejor es que se sorprendió y que le gusto, maravilloso es sentir que quería saltar de la pantalla y besarme.

Esto entre él y yo ha sido más que cuerpo, es un absurdo que le encontramos sentido, es que nos unimos sin saber, es que estamos juntos sin amarnos, es que no hay más ya no debo mirar a ningún lado, es que por él, sin importarme nada, voy a buscarlo, así sea él quien dijo que le tocaba venir por mi, hoy mi destino es él no hay de otra, a qué otro lado mirar si al fin me dio un motivo, o en definitiva, es él el motivo y si quiero puedo y claro que quiero!

Con esto entiendo que si hay alguien queriendo tocar la puerta entonces que se regrese, el tiempo hace rato me está hablando y es sólo de él, para que invento con otro si ha tenido el chance de hacer que no siga sola y no lo ha logrado.